Introducción

El sistema de educación chileno

Acorde al informe PISA, Chile tiene el mejor sistema educativo de Latinoamérica, siendo el 44 de 65 países. El informe compara los sistemas educativos haciendo pruebas de lectura, matemáticas y ciencias a jóvenes de 15 años.

Introducción

La tasa de alfabetización de Chile es del 96%, la más alta de Latinoamérica por delante de Argentina o Brazil y también un poco más elevada que en otros países desarrollados como Portugal.

Desde 1965, la educación ha sido obligatoria desde los 6 a los 13 años, sin embargo en 2003, se aprobó una ley que impuso la educación obligatoria hasta los 18 años, es decir, 12 años de educación obligatoria.

El estado es responsable de la educación y se sufraga mediante vales escolares que entrega el gobierno. De esta forma, se garantiza la educación para todo el mundo pero los padres pueden elegir qué escuela es la mejor para sus hijos. La mayoría de los estudiantes (93%) se beneficia de estos vales, y un 7% prefiere asistir a escuelas privadas.

Este sistema de vales escolares también se usa en Dinamarca, Suecia, Nueva Zelanda y Australia. Se introdujo en Chile en 1981 para dar acceso a la educación a todos los niños al margen de su ambiente familiar y social. Sin embargo, no se tienen en cuenta los ingresos de los padres y se entrega la misma cantidad de vales a todos los estudiantes creando una desigualdad entre ricos y pobres ya que las familias ricas pueden, además de los vales, pagar adicionalmente y por lo tanto, pueden darle a sus hijos una mejor educación. Tanto la OCDE como la UNESCO han señalado este detalle.

En Chile, los niños pueden ir a la escuela preescolar pero no es obligatorio. Tiene diferentes niveles divididos en ciclos de dos años. Después de preescolar (de 0 a 5 años), los niños deben ir a la escuela primaria durante ocho años.

La escuela primaria está dividida en dos ciclos y cada ciclo tiene cuatro años. Cada municipalidad local se encarga de las escuelas públicas mientras que las escuelas privadas pueden recibir alguna ayuda del gobierno.

La escuela secundaria dura cuatro años y los estudiantes pueden elegir qué camino seguir: científico-humanístico, técnico-profesional o artístico. Los estudiantes chilenos también pueden ir al Liceo donde reciben educación técnica y se preparan para la PSU (Prueba de Selección Universitaria), el examen que deben aprobar para entrar en la universidad.

En cualquier caso, la escuela primaria es completamente gratuita mientras que para la secundaria, las escuelas pueden pedirle a los padres que paguen ciertas tasas.

Casi el 100% de los niños entre 6 y 14 años realizan la educación primaria y cerca del 88% continúa durante la secundaria.

La tasa de alfabetización de Chile es del 96%, la más alta de Latinoamérica por delante de Argentina o Brazil y también un poco más elevada que en otros países desarrollados como Portugal.

Desde 1965, la educación ha sido obligatoria desde los 6 a los 13 años, sin embargo en 2003, se aprobó una ley que impuso la educación obligatoria hasta los 18 años, es decir, 12 años de educación obligatoria.

El estado es responsable de la educación y se sufraga mediante vales escolares que entrega el gobierno. De esta forma, se garantiza la educación para todo el mundo pero los padres pueden elegir qué escuela es la mejor para sus hijos. La mayoría de los estudiantes (93%) se beneficia de estos vales, y un 7% prefiere asistir a escuelas privadas.

Este sistema de vales escolares también se usa en Dinamarca, Suecia, Nueva Zelanda y Australia. Se introdujo en Chile en 1981 para dar acceso a la educación a todos los niños al margen de su ambiente familiar y social. Sin embargo, no se tienen en cuenta los ingresos de los padres y se entrega la misma cantidad de vales a todos los estudiantes creando una desigualdad entre ricos y pobres ya que las familias ricas pueden, además de los vales, pagar adicionalmente y por lo tanto, pueden darle a sus hijos una mejor educación. Tanto la OCDE como la UNESCO han señalado este detalle.

En Chile, los niños pueden ir a la escuela preescolar pero no es obligatorio. Tiene diferentes niveles divididos en ciclos de dos años. Después de preescolar (de 0 a 5 años), los niños deben ir a la escuela primaria durante ocho años.

La escuela primaria está dividida en dos ciclos y cada ciclo tiene cuatro años. Cada municipalidad local se encarga de las escuelas públicas mientras que las escuelas privadas pueden recibir alguna ayuda del gobierno.

La escuela secundaria dura cuatro años y los estudiantes pueden elegir qué camino seguir: científico-humanístico, técnico-profesional o artístico. Los estudiantes chilenos también pueden ir al Liceo donde reciben educación técnica y se preparan para la PSU (Prueba de Selección Universitaria), el examen que deben aprobar para entrar en la universidad.

En cualquier caso, la escuela primaria es completamente gratuita mientras que para la secundaria, las escuelas pueden pedirle a los padres que paguen ciertas tasas.

Casi el 100% de los niños entre 6 y 14 años realizan la educación primaria y cerca del 88% continúa durante la secundaria.

Información relacionada

¿Este artículo te ha sido de ayuda?

¿Quieres hacernos algún comentario, sugerencia o pregunta sobre este tema? Escríbenos aquí: